Autómatas. Siempre que oímos esta palabra nos suena a ciencia ficción, a película de Steven Spielberg, a un futuro lejano dentro de 30 años…

Pero luego, día tras día, nos llegan noticias de que Tesla este año va a llegar a un nivel de autonomía SAE 4 (sin supervisión del conductor), Amazon gestiona eficientemente su almacén con robots o que Alphabet entra de pleno en la automatización de los hogares con Google Home.
Entonces te paras a pensar sobre ello y te das cuenta que quizás sea dentro de 30 años cuando alcance su nivel máximo de integración, pero es ahora cuando la sociedad está sufriendo un cambio disruptivo hacia la automatización basada en la inteligencia artificial.

De repente eres consciente de que en 2 o 3 años puede que te cruces con alguien que responda un par de correos en su portátil mientras su coche lo lleva a su destino. O que quizás en 5 años el último smartphone que has pedido a Amazon no solamente te lo traiga un dron a la puerta de tu casa, sino que en todo el proceso de compra no ha intervenido ninguna persona.

Pero lo más curioso de todo es que te das cuenta de que algo que en principio te puede parecer simplemente una alternativa, sabes que se convertirá en algo básico en tu vida. La automatización deja de ser una opción para convertirse en una necesidad.

En Boardfy nos hemos percatado de que este cambio también tiene lugar en el sector del ecommerce. Por ello hemos desarrollado nuestro propio sistema de pricing automático y seguimos trabajando cada día para mejorarlo.

Sabemos que hemos tomado la decisión acertada porque los resultados de nuestros clientes nos lo corroboran. Pero por si aún tienes dudas de que la automatización es la clave, vamos a dar un repaso a todo lo que el pricing automático puede aportar a tu negocio y a tus ventas.

 

¿Por qué automatizar el pricing?

 

¿Por qué automatizar?

 

La respuesta a esta pregunta es más sencilla de lo que pueda parecer en un primer momento, pero mejor vayamos descubriéndola poco a poco.

Si hay algo que no sobra en el mundo del ecommerce son dos cosas: tiempo y dinero. En toda tienda electrónica siempre hay una actividad que supone un gasto enorme de ambos recursos. Estamos hablando del pricing manual.

Párate a pensar cuanto tiempo y dinero te lleva o llevaría revisar todos los marketplaces en los que ofreces tus artículos, cada producto que vendes, contra que competidores, a qué precio y todo ello con una frecuencia relativamente alta. Luego debes organizar todos los datos obtenidos, analizar la información, tomar una decisión y ejecutar el pricing en cada marketplace y para cada artículo.

La respuesta a esta pregunta se mueve entre lo carísimo y lo imposible.

Esto quiere decir que o inviertes una fortuna para poder hacer un pricing de calidad o simplemente no puedes permitírtelo realizarás un pricing con muchas y graves carencias. Aquí es donde lo que parecía opcional, como usar un sistema de pricing automático, se convierte en necesario.

Por la centésima parte de la inversión que supondría ejecutar manualmente un pricing de ese estilo puedes controlar todo tu catálogo en el marketplace que desees.
Cada artículo introducido se rastreará y se presentará en una plataforma que te informará cuál es la situación de tu precio con respecto a la de tus competidores tanto de cada producto individualmente como del conjunto de tu catálogo.

 

Ejemplo pricing

 

Además sabrás cuál ha sido la progresión de dichos precios a lo largo de la semana, qué condiciones de almacenamiento tienen tus competidores o cuales entran en escena por primera vez.
Por otro lado entra en juego la facilidad con que puedes tomar decisiones a partir de estructuraciones previas del catálogo. Que un sistema te informe de en qué productos no tienes competencia o en cuáles pierdes dinero no tiene precio.

Pero la verdadera ventaja de todo esto no es la información en bruto, sino la automatización de todos los procesos que van desde la recopilación de los datos, el tratamiento de esa información, el filtrado previo para facilitar la toma de decisiones y la ejecución automática de las acciones.
Para que seas más sencillo de visualizar pongamos un ejemplo: imagínate que tu catálogo de 5000 productos en Amazon y los costes de dichos productos están integrados con el sistema, el cual los lee periódicamente y los estructura en una plataforma fácil de usar.

Además, dicha plataforma te dice en qué productos eres competitivo actualmente o puedes serlo en un futuro y te permite crear reglas de pricing automáticas bajo los parámetros que tu creas convenientes. ¿Suena bien verdad?

Para resumir, la automatización del pricing supone un ahorro en tiempo y dinero, además de una mejora considerable en la calidad de los datos obtenidos y una mayor rapidez en la toma de decisiones así como en la ejecución de acciones pertinentes.

 

Las estrategias

 

Las estrategias de pricing

 

Ahora que ya te has hecho una idea de lo que supone la automatización del pricing para un ecommerce es momento de ver hasta donde se puede llegar.

Una vez que los costes están introducidos, cada producto tiene su margen de beneficio calculado y el sistema ha hecho sus recomendaciones es momento de decidir que reglas de pricing establecer.
Las posibilidades son prácticamente infinitas pero hay tres objetivos principales que definen las estrategias de la mayoría de los ecommerce:

 

1. Margen negativo

Aunque resulte sorprendente, la mayoría de los ecommerce la primera vez que integran los costes descubren que tienen unos cuantos productos en margen negativo y no eran conscientes de ello.
Para estos casos se suele crear una regla que coja todos los productos con un margen de beneficio inferior a cero euros y les sube el precio hasta colocarlos en ganancias.

La parte interesante es que no tendrás que volver a preocuparte de incurrir en pérdidas. Cada producto nuevo que detecte la plataforma con un margen negativo automáticamente será corregido.

 

2. Alcanzar la primera posición

El precio ha sido, es y será siempre un dato crucial para la compra por parte de consumidor. Por ello es vital intentar ofrecer el precio más competitivo siempre que nuestro margen de beneficio nos lo permita.

Este tipo de reglas llevan habitualmente un margen mínimo de seguridad. Es decir, se determina cual es el margen mínimo que estamos dispuestos a aceptar al realizar la bajada.
Si el colocarnos como mejor precio supone quedarnos con un margen inferior al que hemos escogido, dicho cambio de precio no se realizará.

 

3. Ganar la BuyBox

Ofrecer el mejor precio es muy importante a la hora de conseguir ventas pero en Amazon entra en juego otro factor: la BuyBox.

Que tú tengas la BuyBox para un producto supone una oportunidad inmejorable para incrementar tus ventas de manera notable. Por ello es una posición muy buscada por la mayoría de los vendedores.

La obtención de la BuyBox depende de tres factores: el precio, el tiempo de entrega y la valoración como vendedor. En la mayoría de las ocasiones al colocarte como mejor precio ofertado se te asigna automáticamente la BuyBox, pero otras veces no es necesario.
También, en determinadas circunstancias, puede ocurrir que al vendedor con mejor precio no se le asigne la Buybox debido a las valoraciones o su tiempo de entrega. Aquí es donde entra en juego de nuevo la automatización.

Imagínate que para un determinado producto no puedes conseguir situarte como mejor precio porque tu margen de beneficio no es suficiente. Por otra parte, al vendedor con mejor precio no le han asignado la BuyBox. ¿Y si colocándote de segundo te la asignaran a ti?
Pues es posible. Simplemente creamos una regla automática que incluya a todos aquellos productos en los que no es posible ofrecer mejor precio. Entonces haremos bajadas graduales del importe del artículo hasta un límite de margen de beneficio que nosotros establezcamos.

Aquí pueden ocurrir dos cosas: que bajemos el precio hasta ese límite y no pase nada o que bajemos el precio y consigamos la BuyBox a pesar de no ser los más competitivos.
Esta es la manera en que muchos de nuestros clientes consiguen poner en movimiento artículos que en principio no tenían ninguna rotación.

 

Te hemos presentado un pequeño resumen de lo que la automatización del pricing puede hacer por ti. Aunque como se suele decir “un hecho vale más que mil palabras” por ello te invitamos a que cuando quieras lo compruebes por ti mismo.

¡Te aseguramos que después no podrás vivir sin él!

Posts relacionados