Puede que Google Shopping, con permiso de Amazon, sea uno de los principales concentradores de tráfico a la hora de hacer compras online.

Para los consumidores la ventaja es muy evidente: con una simple búsqueda en Google del artículo en el que están interesados la plataforma les muestra todas aquellas tiendas que lo ofrecen en su servicio de publicidad. Y no son pocas…

Es decir, Google funciona como un comparador de precios en el que el futuro cliente puede elegir aquella opción que más le interese entre una gran variedad de tiendas. Ni que decir tiene que el factor principal en el que se fijan es el precio, con lo cuál este debe ser la variable sobre la que tiene que girar nuestra estrategia.

Además, para cada tienda no se muestra sólo el precio y tipo de envío, sino también la calificación de los ecommerce por parte de los compradores.

Por lo tanto, resulta claro que es necesario conocer tanto la posición de tu tienda con respecto a la de tus competidores como tus posibilidades de mejorar el precio si lo que quieres es aumentar las ventas y sacar rendimiento a tus pujas.

Nosotros somos expertos en esto y queremos darte unos apuntes de como Boardfy puede ayudarte a conseguir el objetivo de mejorar la rentabilidad de tus inversión en Google Shopping.

 

Detecta a tus competidores y rastrea sus precios

 

Detecta competidores y rastrea sus precios

 

 

Seguramente creas saber cuáles son tus principales competidores, pero en algunas ocasiones te puedes llevar una sorpresa con lo que puedes descubrir.

Tener una imagen clara de quién compite en tus productos te permite hacerte una idea de cuál es tu posición en el mercado y cuáles ecommerce son los que presentan más batalla en esta guerra de precios.

La segunda es saber con exactitud cuáles son las variaciones de precios que se producen a lo largo del día. No sólo es importante saber quién compite contigo en precio sino cuáles de ellos reaccionan ante una bajada del mismo.

El monitorizar los precios durante todo el día y poder ver resultados actualizados cada tres horas te permite tanto modificar tu precio para mejorar tu competitividad como ver cuáles de los ecommerce son los que mantienen vivos sus precios al igual que tú.

Aquí es donde puedes detectar quiénes de tus competidores son verdaderos profesionales.

 

Controla los márgenes

 

Controla los márgenes

 

Evidentemente, a nadie le gusta perder dinero, por ello el siguiente paso y uno de los más importantes es conocer los márgenes de rentabilidad para cada producto.

Es realmente sorprendente la cantidad de ecommerce que tienen una rentabilidad negativa en sus productos y no lo saben. Boardfy te permite conocer cuál es el margen individual de cada producto y reaccionar rápidamente modificando el precio para alcanzar una rentabilidad positiva.

El siguiente movimiento sería ver si, con nuestros costes actuales, podemos igualar o mejorar el mejor precio para ese producto sin tener una rentabilidad negativa.

Esto nos ofrece dos ventajas: intentar ser competitivos sin entrar en pérdidas y detectar aquellos productos en los que estamos muy lejos de nuestra competencia en cuanto a precio e intentar reducir costes.

 

Actúa con inteligencia

 

Actúa con inteligencia

 

Hay que tener muy presente que en Google Shopping la visibilidad se paga y cada clic en el enlace de tu producto supone un gasto, tanto si se realiza la venta como si no.

Por esto, actuar con inteligencia a la hora de establecer las pujas para cada producto, en función de la información ofrecida por Boardfy, es una manera muy buena de incrementar los beneficios.

Hay productos en los que, debido a nuestro bajo precio o a nuestro amplio margen de beneficio, somos muy competitivos o podemos llegar a serlo. Aquí lo ideal es apostar por pujas más altas en Google Shopping con el objetivo de aprovechar nuestra situación de ventaja.

En el caso de aquellos productos en los que nuestra posición no es tan buena, pero puede mejorarse, debemos optar por unas pujas más conservadoras con el objetivo de mantenernos en escena hasta que podamos ser más competitivos.

Si ves que para un producto tu precio está fuera de mercado, el margen de beneficio no deja margen de maniobra y los costes son muy difíciles de bajar, la mejor opción es que te retires de las pujas. Invertir dinero en un producto con una tasa de conversión muy baja es justo el camino contrario del que perseguimos para aumentar los beneficios.

 

Aprovecha las oportunidades

 

Aprovecha las oportunidades

 

Monitorizar a la competencia, rastrear precios y tomar decisiones de pricing en función del margen de beneficio te permitirá sacarle un gran rendimiento a Google Shopping. Pero… ¿y si aún pudiéramos darle una vuelta de tuerca más?

Para ello Boardfy te ofrece dos herramientas muy útiles. La primera consiste en detectar todos aquellos productos de tu catálogo que nadie está ofreciendo actualmente en Google Shopping. Una vez que tengas el listado sólo queda darlos de alta en el servicio de publicidad y empezar a vender en solitario. ¿A que suena bien?

La segunda te da la oportunidad de subir el precio de todos aquellos productos en los tienes el mejor precio por mucha diferencia. Se trata de una forma sencilla de incrementar el margen de beneficio neto unos pocos euros sin riesgo alguno.

 

 

Como has podido ver, la monitorización de los competidores en Google Shopping es solamente la punta del iceberg de un trabajo continuo que requiere de paciencia y dedicación.

Ayudarse de un software de pricing como Boardfy es una manera eficaz de mejorar la rentabilidad de cada clic a través de la gestión de los precios, de manera que con el mínimo coste obtengamos el máximo retorno posible.

Espero que te hayan servido de ayuda estos consejos. Ahora solamente queda que los pongas en práctica. Te estamos esperando.

 

 

Posts relacionados